EL MENSAJE QUE QUEREMOS TRANSMITIR EQUO

 

Una de nuestras mayores dificultades es como llegar a un número cada vez mayor de personas< masa critica> que se enganchen porque entiendan nuestro mensaje; nos encontramos con que esto no es fácil porque supone un cambio de paradigma, un cambio del modelo con el que nos explicamos nuestra vida, ahí es na!!

REFLEXIONES:

Toda nuestra economía y nuestro estilo de vida está conformado por un modelo absolutamente dependiente de los combustibles fósiles< petróleo, gas, carbón>.

Desde hace 200 años, con la primera revolución industrial el modo de vida se ha ido conformando de tal manera que hoy en día no podríamos sobrevivir sin estos combustibles porque toda nuestra industria, transporte, los productos que consumimos<plásticos>, modelo de sociedad dependen de ellos. Amplios sectores se han beneficiado del uso de estos combustibles pues su capacidad energética es tremenda, nunca antes experimentada por la humanidad, reconocemos que se han producido grandes mejoras en los países desarrollados pero esto llega a su fin.

Los combustibles fósiles y las materias primas en general<commodities> son bienes escasos, cada vez más escasos y difíciles de conseguir, más caros y motivo de multiples conflictos y guerras por su posesión; realidad que irá in crescendo a medida que escaseen aun más.

Desde Equo pensamos que hay que encarar esta realidad con valentía y prepararnos para un modelo de sociedad postcarbon, sin dependencia del petróleo, tenemos la oportunidad histórica de hacerlo. Pero esto supone la transición hacia un modelo de sociedad totalmente diferente, para el que no hay hoja de ruta sino que debe ser construido entre tod@s, con los valores fundamentales de la justicia social o equidad, una profundización democrática que obtenga ventaja de las nuevas tecnologías para hacer realidad una participación ciudadana directa, la ecología que es lo que nos contiene y sustenta, la consciencia de que formamos parte de este planeta vivo; aquí también es imprescindible saber que un cambio de paradigma beneficiará a la mayoría de las personas porque el cambio supone trabajar tod@s para trabajar menos fuera de una economía capitalista con las disrupciones que esta fomenta por la lucha por los recursos y las ganancias.

Este cambio de paradigma afecta fundamentalmente a las relaciones humanas, haciendo énfasis en la colaboración, en la cooperación, en el apoyo mutuo, la fraternidad…;

Entendemos como un recurso extremadamente valioso la diferencia de experiencias, ideas y formas, es una riqueza que resulta de gran utilidad en momentos críticos como los actuales; en Equo somos variopintos y estamos orgullosos de ello porque son tiempos para la creatividad que se ve facilitada por la diferencia. La cooperación será absolutamente fundamental si queremos sobrevivir en un planeta muy desigual donde algunos territorios tienen una huella ecológica inferior a uno<por ejemplo amplias zonas de África, Asia y Sudamérica> y en las partes más ricas la huella ecológica por habitante va desde los 7-8 planetas en Norteamérica, a los 3 planetas que necesitamos en España para seguir viviendo como vivimos.

El concepto de huella ecológica se refiere al conjunto de actividades humanas, a los consumos de recursos naturales que hacemos, a la capacidad de metabolizar nuestros desechos que tiene el planeta tierra, Gaia, Pacha mamá, un planeta vivo, nuestra madre tierra. Una huella ecológica humana igual a uno es la que compensa, soporta nuestra actividad para vivir, es capaz de asumirla y recuperarse. Por eso consideramos fundamental que las diferencias que existen hoy en día, este mundo tan desigual, tienda a igualarse hacía una huella ecología asumible por la tierra.

Hoy en día esto es posible con la ayuda de la técnica, si afrontamos el reto con tiempo podemos propiciar un desarrollo sostenible en zonas muy pobres y un decrecimiento hacía una sociedad más humana en los países y zonas más despilfarradoras, esto es vivir mejor con menos bienes materiales; reconozcamos que tener más no nos hace más felices, cuando tenemos lo suficiente, en general, son la creatividad, la amistad, las relaciones humanas, el arte, el juego, la belleza,etc,etc, lo que nos gratifica.

Las personas no hemos venido al mundo a producir, parece que nuestro objetivo en la vida es trabajar, así se da la paradoja de que algunas personas trabajan demasiado, no pueden ocuparse de sus familias, aficiones, etc; cuando otras se sienten degradadas, expulsadas porque no encuentran trabajo. Esta desigualdad se puede reducir con una drástica disminución de la jornada laboral que haga entrar en España dentro del mercado laboral a los jóvenes de forma prioritaria, es necesario incorporar sus energías , conocimientos y visiones, todo esto significa riqueza. Necesitamos la creatividad de tod@s para que esta crisis sistémica se convierta en la oportunidad de construir un mundo más feliz, justo, en equilibrio y libre.

La transición desde una economía dependiente del petróleo hacia la economía verde es una gran oportunidad para crear empleo de calidad, para transformar el productivismo frustrante para la inmensa mayoría en cooperación y buen vivir; la humanidad para sobrevivir ha necesitado del apoyo mutuo y hoy más que nunca es imprescindible para enfrentar los grandes retos que tenemos, que son : La expansión demografica, la crisis climática, la pobreza, esclavitud, el abuso de las instituciones financiera que nos quieren arrebatar lo que queda de los bienes comunes.

Equo se propone como un partido construido entre personas , mujeres y hombres que aceptan el reto de iniciar una vía de transición humanamente posible para tod@s.

Anuncios

Acerca de Entre Madrid y Cadiz

Me crie en una familia numerosa, soy la mayor de 9 hermanos; mi infancia ha sido muy significativa para mí por varias razones, fue una infancia feliz, rodeada de una familia extensa, con muchos primos, masculinos porque los más próximos por edad a mí, tanto de hermanos como primos son varones, chicas, las primas del Puerto, con mi primera hermana me llevo 5 años, de chica siempre deseaba que crecieran pronto para que jugaran conmigo al elástico y a la comba; para mí “las niñas” . Me crié en Madrid y siempre de niña tenía el trasiego entre Madrid y el Puerto, Como éramos familia numerosa, de 1ª grado, el tren entre las dos ciudades era barato, por lo que desde los 13 años he viajado sola mucho en “El rápido y el exprés”. Sobre esto tengo muchas historias de trenes que contar. Desde siempre “El sur” me ha llamado intensamente, pero también tengo que reconocer que no sería la misma si no hubiera vivido en la gran ciudad, que te aporta cantidad de experiencias, que yo contrastaba con las de el extremo sur de la península; veía sobre todo una gran diferencia, empezando por el carácter de mi padre que se había criado en el puerto, de madre portuguesa, la forma de entender la vida, pausada, de disfrute, sencilla y austera. la figura de mi padre me influyo poderosamente, me quedo con sus valores: La justicia, la honestidad, reírse de los puritanos, su valentía y sentido común, el recibió una educación clasista y timorata que se sentía más en el sur ,pues Madrid ofrecía una variedad de estilos y formas mucho menos encorsetadas. Según fui siendo consciente me hacía sentir triste la anomia de las grandes urbes, un sentimiento de soledad que acompaña a la muchedumbre en la gran ciudad, yo veía mucho más humano y amable la forma de vida en el sur y desde muy joven decidí vivir aquí, en el sur, criar a mis hijos en esta tierra; recuerdo claramente que no quería tener hijos en Madrid. Soy de la época de “La ciudad me mata” y ese era el sentimiento, controvertido porque la movida madrileña de los 80 me pillo en Madrid y eso fue impresionante, vivirlo fue como un fulgor en medio del gris predominante. Podría contar mucho y amenazo con hacerlo algún día pues esta época tiene mucha sustancia, fue un cambio radical desde una educación de elite franquista en un colegio de monjas>las Irlandesas de BVM> donde tuve de compañera a la esposa de nº ministro de justicia; el día del atentado de ETA a Carrero Blanco yo estaba en clase a menos de un kilometro del colegio de los Jesuitas a donde iban mis hermanos menores y donde cayó el coche que había volado por los aires, las monjas nos asustaron con aires de guerras pues mi compañera María del mar era hija de Utrera Molina que acompañaba a Carrero Blanco a misa. Recuerdo vivamente volver a casa antes de acabar el horario de clase, llorando, llevando a mis hermanas y primas de vuelta a casa, era la mayor.Nosotras solo sabíamos lo que nos contaban y el mundo estaba cambiando rápidamente.
Esta entrada fue publicada en Antropología, Ecología Política, vida cotidiana. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL MENSAJE QUE QUEREMOS TRANSMITIR EQUO

  1. Animo Maria…sigue cocinando estas ideas….!!! :)))

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s