DOÑANA: PATRIMONIO COMÚN

 

Image

DOÑANA: EL ROBO DE NUESTRO PATRIMONIO.

 

Como estamos viendo la crisis sirve de escusa para hincar el diente a lo que es patrimonio de todas y todos.

 

Sabíamos ya del tráfico de influencia entre políticos y grandes empresas, sobre todo energéticas, que frenan el desarrollo de las renovables, tan importantes para nosotr@s, para salir de la dependencia energética de las energías fósiles en la que se basa nuestra sociedad postindustrial. Sabemos que el señor Felipe González, que fue hasta hace menos de dos meses presidente del consejo de participación de Doñana e hizo bien poco por la defensa de este espacio natural protegido por leyes Andaluzas, nacionales e internacionales.

 

Es a su vez consejero delegado de Gas Natural-Fenosa, una de cuyas filiales es a la que se autoriza ahora para construir más gaseoductos y pozos, en Almonte, entorno de Doñana. Con la posibilidad aún más grave de que se utilice, tras su explotación, el subsuelo de Doñana para almacenar de gas.

 

http://www.boe.es/boe/dias/2013/01/28/pdfs/BOE-A-2013-819.pdf

http://www.boe.es/boe/dias/2013/01/28/pdfs/BOE-A-2013-820.pdf   y la peor de todas: http://www.boe.es/boe/dias/2013/01/29/pdfs/BOE-A-2013-868.pdf.

 

Equo-Andalucía considera  imprescindible ya apostar por un cambio de modelo energético pues nuestra sociedad depende totalmente, es adicta a los combustibles fósiles que ya han alcanzado su pico de producción , lo que significa que, como estamos viendo, cada vez será más difícil, costoso, inseguro y contaminante extraerlos.

 

Los ataque a nuestro patrimonio natural, siendo este muy grave, no se limitan a Doñana. En estos momentos en Andalucía se han autorizado o están pendientes de  autorizar variosImage

proyectos de extracción de gas no convencional por medio de la fractura hidráulica o Fracking. Nuestras costas y fondos marinos también están amenazadas por la extracción de hidrocarburos, es el caso de un proyecto de Repsol a tan solo 6 km de la cala de Mijas en Fuengirola.

 

La solución a los problemas de nuestra tierra no pasa por más gaseoductos, más producción de hidrocarburos. Esto solo beneficia a unos pocos, por otra parte con una visión cortoplacista y sin escrúpulos.

 

No vamos a consentir que nuestros mares y campos se llenen de perforaciones para engrosar los beneficios de estas empresas, que nunca redunda en el de l@s que aquí vivimos. Muy al contrarío. Nuestra salud, la de las generaciones venideras, nuestra cultura, el derecho a poder vivir en nuestra tierra, depende de que hoy mismo iniciemos la transición energética. Basada en nuestro patrimonio natural, cultural y social.

 

En Andalucía tenemos los recursos y el capital humano necesario para ello solo nos falta voluntad política y poner freno a la corrupción, venga de donde venga.

 

Hemos sido líderes mundiales en energías renovables, la influencia de los lobbis están arruinando esta industria al no permitir desarrollar el autoconsumo y el balance neto.

 

Nuestra comunidad que muestra en sus tasas de paro las mayores de de Europa se ve así privada de poder apostar por la transición energética a la producción 100% renovable, la eficiencia, la rehabilitación energética de edificios públicos y privados, La producción industrial de plataformas eólicas marinas, de equipos fotovoltaicos, la investigación en los “Campus de excelencia”.

 

Menospreciamos y malvendemos lo mejor de lo nuestro, mejor dicho nos lo venden.

 

Nuestros hijos tienen que emigrar, pues el destino que se le ha encomendado a Andalucía es el de ser los camareros y sirvientes para un turismo barato diseñado desde los que mandan en Europa.

 

No nos resignamos a aceptar esta realidad. El empleo verde es un filón para Andalucía que no vamos a dejar pasar de largo porqué otros tengan intereses particulares, insolidarios con nuestra tierra que agoniza empobreciéndose cada día más.

 

Ya vale de señoritos, sean estos Andaluces o Germánicos.

 

Andalucía no se vende, se defiende.

Los poderosos

No son los funcionarios, los políticos. No 

los que se pavonean y gozan sino los

de abajo, los que trabajan, sueñan

y sufren, son los que realizaran la

fraternidad humana.

RAFAEL BARRET.

 

 

Anuncios

Acerca de Entre Madrid y Cadiz

Me crie en una familia numerosa, soy la mayor de 9 hermanos; mi infancia ha sido muy significativa para mí por varias razones, fue una infancia feliz, rodeada de una familia extensa, con muchos primos, masculinos porque los más próximos por edad a mí, tanto de hermanos como primos son varones, chicas, las primas del Puerto, con mi primera hermana me llevo 5 años, de chica siempre deseaba que crecieran pronto para que jugaran conmigo al elástico y a la comba; para mí “las niñas” . Me crié en Madrid y siempre de niña tenía el trasiego entre Madrid y el Puerto, Como éramos familia numerosa, de 1ª grado, el tren entre las dos ciudades era barato, por lo que desde los 13 años he viajado sola mucho en “El rápido y el exprés”. Sobre esto tengo muchas historias de trenes que contar. Desde siempre “El sur” me ha llamado intensamente, pero también tengo que reconocer que no sería la misma si no hubiera vivido en la gran ciudad, que te aporta cantidad de experiencias, que yo contrastaba con las de el extremo sur de la península; veía sobre todo una gran diferencia, empezando por el carácter de mi padre que se había criado en el puerto, de madre portuguesa, la forma de entender la vida, pausada, de disfrute, sencilla y austera. la figura de mi padre me influyo poderosamente, me quedo con sus valores: La justicia, la honestidad, reírse de los puritanos, su valentía y sentido común, el recibió una educación clasista y timorata que se sentía más en el sur ,pues Madrid ofrecía una variedad de estilos y formas mucho menos encorsetadas. Según fui siendo consciente me hacía sentir triste la anomia de las grandes urbes, un sentimiento de soledad que acompaña a la muchedumbre en la gran ciudad, yo veía mucho más humano y amable la forma de vida en el sur y desde muy joven decidí vivir aquí, en el sur, criar a mis hijos en esta tierra; recuerdo claramente que no quería tener hijos en Madrid. Soy de la época de “La ciudad me mata” y ese era el sentimiento, controvertido porque la movida madrileña de los 80 me pillo en Madrid y eso fue impresionante, vivirlo fue como un fulgor en medio del gris predominante. Podría contar mucho y amenazo con hacerlo algún día pues esta época tiene mucha sustancia, fue un cambio radical desde una educación de elite franquista en un colegio de monjas>las Irlandesas de BVM> donde tuve de compañera a la esposa de nº ministro de justicia; el día del atentado de ETA a Carrero Blanco yo estaba en clase a menos de un kilometro del colegio de los Jesuitas a donde iban mis hermanos menores y donde cayó el coche que había volado por los aires, las monjas nos asustaron con aires de guerras pues mi compañera María del mar era hija de Utrera Molina que acompañaba a Carrero Blanco a misa. Recuerdo vivamente volver a casa antes de acabar el horario de clase, llorando, llevando a mis hermanas y primas de vuelta a casa, era la mayor.Nosotras solo sabíamos lo que nos contaban y el mundo estaba cambiando rápidamente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s