¿Qué están haciendo con nuestra sanidad?

equoesfera (1)
Nuestra sanidad pública de la que hemos presumido durante años y que fue quizás lo más igualador del sistema; no perfecta desde luego pues siempre ha adolecido de la pata que supone la salud pública nunca suficientemente desarrollada con una educación en salud, un trabajo digno, igualdad de género, acceso a una alimentación, aire, agua, medio ambiente de calidad.
Salvando esto, que no es poca cosa, nuestra sanidad nos permitía presumir y además con menos medios económicos que nuestros vecinos. Por poner algún ejemplo somos punteros en trasplantes, tenemos una expectativa de vida al nacer bien alta, una mortalidad infantil mínima. Si te urgía cualquier problema de salud ya fuera un accidente de tráfico o una intervención quirúrgica de urgencia, la verdad que en estos 30 últimos años sabíamos que teníamos un servicio público para resolverlo y con los mejores profesionales.
Pero tras este, que creíamos consolidado estatus quo, se venía gestando desde hace tiempo una transformación que no supone una mejora del sistema, que lo necesita no cabe duda, sino para potenciar la entrada de los intereses privados en el, ya que es un yacimiento que la empresa privada en ningún caso quiere denostar.
En Andalucía, concretamente en la provincia de Cádiz, los conciertos con clínicas privadas de la empresa Pascual son notorios (en El Puerto de Santa María, en Cádiz capital, el Villamartin , en Sanlucar). Así como por ejemplo la creación de empresas de diagnóstico concertadas con el SAS, en especial la radiología por resonancia magnética y TAC.
Los hospitales públicos de gestión privada, algunos en funcionamiento y otros que la crisis ha dejado paralizados, son otro ejemplo de la deriva privatizadora de nuestra sanidad pública, desde hace tiempo.
Por último me voy a referir a las Unidades de Gestión Clínicas, formas de organización que dejan en manos de sus directivos decisiones que se saltan con frecuencia los derechos del lxs trabajadorxs, que promueven el enchufismo y sobre todo priman de una manera absolutamente injusta y piramidal el logro de objetivos, como ejemplo valga que habiendo sufrido todo tipo de recortes, incluso dejar de percibir la paga extra de navidad, se reparten cantidades muy cuantiosas entre los jefes de unidad de gestión clínica y los coordinadores, dejando las migajas para el resto del personal; este sistema de incentivos es injusto y desde luego no fomenta el trabajo en equipo como quieren hacer ver. A día de hoy con la escasez de recursos se debería eliminar, pero, aquí está la clave, con las unidades de Gestión clínica van, lo están haciendo ya, a fusionar servicios como es el caso denunciado por los sindicatos: En Sevilla quieren crear un complejo hospitalario que una Virgen Macarena y Virgen del Roció, trasladando servicios especializados del primero con lo que se aleja la atención al ciudadano para concentrarla.
Se proponen también unificar los laboratorios de cuatro hospitales Sevillanos en un único centro con las graves consecuencias que esto va a suponer para la atención (retrasos, equivocaciones, etc).
Nuestra Consejera presume de que en Andalucía no hay recortes, si los hay Señora Montero y sino que se lo digan a la cantidad de personal que están dejando de contratar porque no cubren ni bajas, ni vacaciones, ni jubilaciones; están amortizando personal altamente cualificado mientras se reparten grandes beneficios entre unos pocos. Mientras a los fijos le suben la jornada laboral y les quitan sus días libres, al personal interino le han rebajado el sueldo un 25%.
Los problemas de financiación de el derecho a la salud que no se le olvide pagamos con nuestros impuestos, hay que buscarlos en otras fuentes, por ejemplo en el desmesurado gasto en farmacia, muy superior a los países de nuestro entorno y que sólo se justifica sabiendo la influencia de los grupos de interés que la farmaindustria tiene en el SAS.
Necesitamos otras políticas para lograr un sistema sanitario encaminado a disminuir la desigualdad social que padece Andalucía y esto se hace entre otras cosas contando con el capital humano: los y las trabajadores del SAS que es en este momento la mayor fuerza del sistema.
Para que el derecho a la salud sea tal no hay que recortar por la parte más débil, por la atención a la dependencia, ni hacer correr con los gastos de farmacia y otros a los enfermos y enfermas crónicas, eso es penalizar la enfermedad.
Es imprescindible contar tanto con los profesionales del SAS como con las personas que dependen de su atención, es decir los andaluces en general a través de sus partidos, sindicatos, asociaciones y representantes para abordar de la forma más equitativa posible la transformación hacia un sistema sanitario público y de calidad para todos y todas.

Anuncios

Acerca de Entre Madrid y Cadiz

Me crie en una familia numerosa, soy la mayor de 9 hermanos; mi infancia ha sido muy significativa para mí por varias razones, fue una infancia feliz, rodeada de una familia extensa, con muchos primos, masculinos porque los más próximos por edad a mí, tanto de hermanos como primos son varones, chicas, las primas del Puerto, con mi primera hermana me llevo 5 años, de chica siempre deseaba que crecieran pronto para que jugaran conmigo al elástico y a la comba; para mí “las niñas” . Me crié en Madrid y siempre de niña tenía el trasiego entre Madrid y el Puerto, Como éramos familia numerosa, de 1ª grado, el tren entre las dos ciudades era barato, por lo que desde los 13 años he viajado sola mucho en “El rápido y el exprés”. Sobre esto tengo muchas historias de trenes que contar. Desde siempre “El sur” me ha llamado intensamente, pero también tengo que reconocer que no sería la misma si no hubiera vivido en la gran ciudad, que te aporta cantidad de experiencias, que yo contrastaba con las de el extremo sur de la península; veía sobre todo una gran diferencia, empezando por el carácter de mi padre que se había criado en el puerto, de madre portuguesa, la forma de entender la vida, pausada, de disfrute, sencilla y austera. la figura de mi padre me influyo poderosamente, me quedo con sus valores: La justicia, la honestidad, reírse de los puritanos, su valentía y sentido común, el recibió una educación clasista y timorata que se sentía más en el sur ,pues Madrid ofrecía una variedad de estilos y formas mucho menos encorsetadas. Según fui siendo consciente me hacía sentir triste la anomia de las grandes urbes, un sentimiento de soledad que acompaña a la muchedumbre en la gran ciudad, yo veía mucho más humano y amable la forma de vida en el sur y desde muy joven decidí vivir aquí, en el sur, criar a mis hijos en esta tierra; recuerdo claramente que no quería tener hijos en Madrid. Soy de la época de “La ciudad me mata” y ese era el sentimiento, controvertido porque la movida madrileña de los 80 me pillo en Madrid y eso fue impresionante, vivirlo fue como un fulgor en medio del gris predominante. Podría contar mucho y amenazo con hacerlo algún día pues esta época tiene mucha sustancia, fue un cambio radical desde una educación de elite franquista en un colegio de monjas>las Irlandesas de BVM> donde tuve de compañera a la esposa de nº ministro de justicia; el día del atentado de ETA a Carrero Blanco yo estaba en clase a menos de un kilometro del colegio de los Jesuitas a donde iban mis hermanos menores y donde cayó el coche que había volado por los aires, las monjas nos asustaron con aires de guerras pues mi compañera María del mar era hija de Utrera Molina que acompañaba a Carrero Blanco a misa. Recuerdo vivamente volver a casa antes de acabar el horario de clase, llorando, llevando a mis hermanas y primas de vuelta a casa, era la mayor.Nosotras solo sabíamos lo que nos contaban y el mundo estaba cambiando rápidamente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s