Reflexiones de fin de año a la vuelta de Berlín

Reflexiones de fin de año a la vuelta de BerlínImagen

He estado una semana de vacaciones en Berlín donde vive uno de mis hijos, muy desconectada de las redes sociales y de la actividad política, un cambio que verdaderamente necesitaba para tomar distancia y ver.

En Berlín he visto una ciudad multicultural, como corresponde al mundo que nos ha tocado vivir. Una de las cosas que más me han llamado la atención es que es mucho menos ruidosa que Madrid, se usa menos el coche y mucho más la bicicleta, ¡incluso he visto bicis sin amarrar!

Allí tu compras bebidas en recipiente de plástico o cristal y pagas el embase para luego recuperarlo cuando entregas la botella, cosa que merece la pena y anima a reutilizar porque no solo se benefician las empresas de reciclaje, nos beneficiamos todas las personas, parece un detalle sin importancia pero no lo es, ¿sabemos que vivimos en la sociedad de la basura y el despilfarro?, ¡vaya legado a las generaciones futuras!                                

El ambiente de la ciudad es relajado, no ves a la policía presente por las esquinas como en nuestro país. Recuerdan su historia, aunque sea terrible, quizás para no repetirla.

Me ha llamado poderosamente la atención que una ciudad que hace solo 68 años tenía el 25% de sus edificios totalmente destruidos y más de los 33% gravemente dañados, brille en todo su esplendor. Creo que en España tenemos un patrimonio arquitectónico, cultural y natural gravemente dañado y estoy segura que siendo este una fuente de riqueza en un país tan turístico como el nuestro y con todo un sector, el de la construcción en paro, no invertir en ello es bastante miope, pero no creo que sea problema de visión, más bien creo que se trata de que nuestros responsables políticos están muy bien relacionados con grandes empresas constructoras y de ahí nuestra desgracia. Somos un país que se implica muy poco en política, parece que eso es cosa de profesionales y ¡así nos va!

Bueno y ya de vuelta aquí un par de días con la familia.

Mi familia es muy numerosa, somos tantas que para reunirnos necesitamos alquilar una casa muy grande, nos vamos a la sierra de Madrid y allí, con mi madre nos reunimos todos hermanas, hermanos, cuñadas, cuñados, niñas y niños y los jóvenes, más los amigos que siempre se apuntan. Una pedazo de familia de la que me siento muy orgullosa y en la que como podéis imaginar hay de todo y para todos los gustos, veganas y taurinos, empresarios y parados, funcionarios y jubilados, conservadoras y progresistas, políticos y no políticos. Es una familia como cualquier otra en nuestro país, con su acerbo cultural que se expresa sobre todo en la cocina y en la forma en que mimamos a los que se van añadiendo, en como jugamos con las niñas y nos importa que vivan esa experiencia de convivir tantos y cada uno a su manera, como les enseñamos a amar a la naturaleza paseando por los bosques y pensando que nuestra sociedad tiene futuro porque la mayoría queremos lo mejor para el que está a nuestro alrededor o al menos ese es mi deseo de año nuevo.

Anuncios

Acerca de Entre Madrid y Cadiz

Me crie en una familia numerosa, soy la mayor de 9 hermanos; mi infancia ha sido muy significativa para mí por varias razones, fue una infancia feliz, rodeada de una familia extensa, con muchos primos, masculinos porque los más próximos por edad a mí, tanto de hermanos como primos son varones, chicas, las primas del Puerto, con mi primera hermana me llevo 5 años, de chica siempre deseaba que crecieran pronto para que jugaran conmigo al elástico y a la comba; para mí “las niñas” . Me crié en Madrid y siempre de niña tenía el trasiego entre Madrid y el Puerto, Como éramos familia numerosa, de 1ª grado, el tren entre las dos ciudades era barato, por lo que desde los 13 años he viajado sola mucho en “El rápido y el exprés”. Sobre esto tengo muchas historias de trenes que contar. Desde siempre “El sur” me ha llamado intensamente, pero también tengo que reconocer que no sería la misma si no hubiera vivido en la gran ciudad, que te aporta cantidad de experiencias, que yo contrastaba con las de el extremo sur de la península; veía sobre todo una gran diferencia, empezando por el carácter de mi padre que se había criado en el puerto, de madre portuguesa, la forma de entender la vida, pausada, de disfrute, sencilla y austera. la figura de mi padre me influyo poderosamente, me quedo con sus valores: La justicia, la honestidad, reírse de los puritanos, su valentía y sentido común, el recibió una educación clasista y timorata que se sentía más en el sur ,pues Madrid ofrecía una variedad de estilos y formas mucho menos encorsetadas. Según fui siendo consciente me hacía sentir triste la anomia de las grandes urbes, un sentimiento de soledad que acompaña a la muchedumbre en la gran ciudad, yo veía mucho más humano y amable la forma de vida en el sur y desde muy joven decidí vivir aquí, en el sur, criar a mis hijos en esta tierra; recuerdo claramente que no quería tener hijos en Madrid. Soy de la época de “La ciudad me mata” y ese era el sentimiento, controvertido porque la movida madrileña de los 80 me pillo en Madrid y eso fue impresionante, vivirlo fue como un fulgor en medio del gris predominante. Podría contar mucho y amenazo con hacerlo algún día pues esta época tiene mucha sustancia, fue un cambio radical desde una educación de elite franquista en un colegio de monjas>las Irlandesas de BVM> donde tuve de compañera a la esposa de nº ministro de justicia; el día del atentado de ETA a Carrero Blanco yo estaba en clase a menos de un kilometro del colegio de los Jesuitas a donde iban mis hermanos menores y donde cayó el coche que había volado por los aires, las monjas nos asustaron con aires de guerras pues mi compañera María del mar era hija de Utrera Molina que acompañaba a Carrero Blanco a misa. Recuerdo vivamente volver a casa antes de acabar el horario de clase, llorando, llevando a mis hermanas y primas de vuelta a casa, era la mayor.Nosotras solo sabíamos lo que nos contaban y el mundo estaba cambiando rápidamente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s