EL 8 DE MARZO, ¡NOS QUEDA TANTO POR HACER!

Image

El reto que tenemos las mujeres para participar de igual a igual en la sociedad continua siendo de grandes dimensiones.

Continuamos encontrándonos entre las capas más pobres de la población, las que trabajamos más horas porque seguimos sin repartir los cuidados y no contamos con ayudas para hacerlo, vivimos en un país que no contribuye de forma suficiente a apoyar a las mujeres y los hombres en los cuidados a los dependientes, sean estos niños, enfermos o ancianos y así la carga cultural nos asigna este trabajo a nosotras prácticamente sin ningún tipo de ayuda, La ley de la dependencia que comenzó en el año 2006 se ha visto descapitalizada, ha sufrido un retroceso cuando empezaba a andar.

El RD-ley 20/2011 y RD-ley 20/2012 combinados, escondían tras una supuesta “racionalización y sostenibilidad del sistema” el ahorro del gasto estatal en dependencia fundamentalmente de tres maneras: una, disminuyendo los niveles de protección (se reduce en un 15% las cuantías de las prestaciones, – situando la cuantía mínima y máxima para una prestación para cuidado no profesional en 300 y 442 euros respectivamente- y se suprime la aportación estatal a las cotizaciones de las cuidadoras familiares); dos, impidiendo la entrada de nuevos beneficiarios y expulsando a otros a quienes ya se les había concedido la titularidad del derecho; y tres, suprimiendo el nivel acordado de financiación a las Comunidades Autónomas. (Véase para más detalle el último dictamen del Observatorio de la Dependencia en su último dictamen –http://bit.ly/1b40fQX).

De esta manera se todo el espectro de los cuidados queda en el ámbito privado y supone una carga difícil de soportar por las mujeres.

Otro aspecto en el que el retroceso en derecho de las mujeres es la pretensión del gobierno de reformar la ley del aborto, tratándonos como menores de edad tuteladas por un estado- padre que es el que quiere decidir por nosotras.

https://lacocinadelasideas.wordpress.com/2014/01/12/nuestras-vidas-nuestros-cuerpos-el-anteproyecto-de-reforma-de-la-ley-de-aborto/

Con todo lo más terrible son las agresiones sobre las mujeres, los abusos, el maltrato y las muertes, ¿Qué sociedad puede consentir que esto se convierta en algo cotidiano?, tenemos la obligación de encarar este problema desde su origen, la misoginia es algo incrustado en nuestra sociedad, tras siglos de deponer a la mujer, denostarla y entregarla al ámbito cerrado de la familia.

Así vemos como en esta situación de enajenación, de traspaso de riqueza de los de abajo a los más ricos, la mujer sale nuevamente perjudicada y las reformas del mercado laboral contribuyen a la precarización de las mujeres que muchas veces aceptan trabajos que otros no aceptarían.

Por eso no es de extrañar que muchas mujeres no participen en política, algo imprescindible, que vivimos como un grave problema en un partido como EQUO que quiere ser paritario, que pensamos que la mujer y todo lo que ella representa se tiene que visibilizar y poner en primer plano, puede haber muchas  razones para esa presencia menor en política y una de las principales la falta de tiempo, el cansancio que sufrimos las mujeres con las múltiples jornadas pagadas y no pagadas, la falta de autoestima que produce en nosotras una sociedad machista, partimos desde muy abajo, donde se están viendo más las luchas de las mujeres son en los temas emergentes que nos afectan más y me refiero a la vivienda, la salud, los derechos reproductivos, los recortes en dependencia.

Es necesario que el 8 de Marzo sirva para unirnos todas las personas que consideramos que el mundo actual necesita de las mujeres para construir una sociedad con futuro para nosotras y nuestros hijas porque sin las mujeres nunca será posible.

Anuncios

Acerca de Entre Madrid y Cadiz

Me crie en una familia numerosa, soy la mayor de 9 hermanos; mi infancia ha sido muy significativa para mí por varias razones, fue una infancia feliz, rodeada de una familia extensa, con muchos primos, masculinos porque los más próximos por edad a mí, tanto de hermanos como primos son varones, chicas, las primas del Puerto, con mi primera hermana me llevo 5 años, de chica siempre deseaba que crecieran pronto para que jugaran conmigo al elástico y a la comba; para mí “las niñas” . Me crié en Madrid y siempre de niña tenía el trasiego entre Madrid y el Puerto, Como éramos familia numerosa, de 1ª grado, el tren entre las dos ciudades era barato, por lo que desde los 13 años he viajado sola mucho en “El rápido y el exprés”. Sobre esto tengo muchas historias de trenes que contar. Desde siempre “El sur” me ha llamado intensamente, pero también tengo que reconocer que no sería la misma si no hubiera vivido en la gran ciudad, que te aporta cantidad de experiencias, que yo contrastaba con las de el extremo sur de la península; veía sobre todo una gran diferencia, empezando por el carácter de mi padre que se había criado en el puerto, de madre portuguesa, la forma de entender la vida, pausada, de disfrute, sencilla y austera. la figura de mi padre me influyo poderosamente, me quedo con sus valores: La justicia, la honestidad, reírse de los puritanos, su valentía y sentido común, el recibió una educación clasista y timorata que se sentía más en el sur ,pues Madrid ofrecía una variedad de estilos y formas mucho menos encorsetadas. Según fui siendo consciente me hacía sentir triste la anomia de las grandes urbes, un sentimiento de soledad que acompaña a la muchedumbre en la gran ciudad, yo veía mucho más humano y amable la forma de vida en el sur y desde muy joven decidí vivir aquí, en el sur, criar a mis hijos en esta tierra; recuerdo claramente que no quería tener hijos en Madrid. Soy de la época de “La ciudad me mata” y ese era el sentimiento, controvertido porque la movida madrileña de los 80 me pillo en Madrid y eso fue impresionante, vivirlo fue como un fulgor en medio del gris predominante. Podría contar mucho y amenazo con hacerlo algún día pues esta época tiene mucha sustancia, fue un cambio radical desde una educación de elite franquista en un colegio de monjas>las Irlandesas de BVM> donde tuve de compañera a la esposa de nº ministro de justicia; el día del atentado de ETA a Carrero Blanco yo estaba en clase a menos de un kilometro del colegio de los Jesuitas a donde iban mis hermanos menores y donde cayó el coche que había volado por los aires, las monjas nos asustaron con aires de guerras pues mi compañera María del mar era hija de Utrera Molina que acompañaba a Carrero Blanco a misa. Recuerdo vivamente volver a casa antes de acabar el horario de clase, llorando, llevando a mis hermanas y primas de vuelta a casa, era la mayor.Nosotras solo sabíamos lo que nos contaban y el mundo estaba cambiando rápidamente.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s