Puerto Real se suma al programa de prevención comunitaria: “Ciudades ante las drogas 2015”

1382807475698

Puerto Real se suma al programa de prevención comunitaria: “Ciudades ante las drogas 2015”

La importancia de los hábitos de vida saludables

Desde el área de salud y consumo municipal apostamos por el fomento de las costumbres, los hábitos saludables porque son el pilar fundamental que sostiene la salud. Nuestra sociedad se enfrenta a diversos problemas de salud que tienen que ver con el tipo de alimentación, la actividad física o el sedentarismo, el tipo de ocio, las relaciones sociales, los sentimientos de pertenencia, inclusión, etc.

Es por eso que las actividades que aquí se presentan van encaminadas a enfrentar el problema de los hábitos de consumo tóxicos de forma multifocal es decir abordando el ámbito educacional, dotando a los padres y madres de los conocimientos necesarios para que puedan ejercer esa labor educadora desde la familia.

Mostrando como el deporte puede ser un factor de protección contra el abuso de sustancias al proporcionar satisfacción, energía  y una forma de relación entre los y las iguales que los y las hace más fuerte frente a las frustraciones que a menudo están detrás de este problema de salud, más hoy en día en el que muchos niños y niñas pasan muchas horas usando las tecnologías de la información de forma adictiva que los conduce al aislamiento social.

Se trata de capacitar, de dotar de medios e información que consigan aumentar la resiliencia, la fortaleza de las capas más jóvenes de la sociedad puertorealeña frente a un problema que inevitablemente se van a encontrar en sus vidas.

Justificación de la escuela de padres y madres

Se viene observando que la información en el círculo familiar sobre los hábitos de consumo de alcohol y otras drogas de los/las jóvenes, así como de la formación en valores, métodos de comunicación etc. sigue siendo deficitaria, por lo que en esta nueva edición vamos a continuar trabajando con padres y madres, con el objetivo principal de ofrecer mayores recursos para la educación de los/las adolescentes.

En la Escuela para Padres y Madres en prevención de drogas durante el año 2015 se dará información sobre aspectos relacionados con las drogodependencias, tales como: información sobre las drogas, la importancia de desarrollar una buena comunicación entre padres e hijos, el establecimiento de normas y límites, etc.

Se realizarán cuatro sesiones en el Centro Cívico de la Barriada del Río San Pedro, cuatro en la Casa de la Juventud, en el centro de la localidad y una global  que posibilitaría la participación de todos los profesionales y los asistentes a las anteriores. Se desarrollarán en sesiones de una hora y media cada una aproximadamente y serán impartidas por un profesional que pertenece al Centro de Tratamiento Ambulatorio de la localidad y un profesional del Servicio Municipal de Salud, Consumo y Cementerio. Darán comienzo el día 26 de octubre y finalizarán el día 12 de noviembre, todas a las 18 horas. En el Centro Cívico del Río San Pedro tendría lugar los días 26 y 28 de octubre y 9 y 11 de noviembre. En la Casa de la Juventud, los días 27 y 29 de octubre y los días  3 y 5 de noviembre. La sesión general de puesta en común, tendría lugar el día 12 de noviembre en la Casa de la Juventud.

En la primera sesión se dará información sobre las drogas y sobre los factores que hacen más probable que los hijos las consuman, (concepto, dependencia, tipos, tolerancia fisiológica y riesgo asociado al consumo), ya que el hecho de que los padres dispongan de información adecuada es un requisito para poder hablar de tema con sus hijos, sin perder credibilidad para poder convertirse en referentes informativos.

En la segunda, se tratará sobre la importancia de desarrollar una buena comunicación entre padres e hijos incluyendo aspectos como: ¿cómo favorecer y estimular la comunicación con los hijos?, habilidades comunicativas, hábitos comunicativos, ¿cómo desarrollar una relación positiva entre padres e hijos?, etc. con lo cual se tomará conciencia de la función socializadora de la familia y se podrá descubrir maneras de fortalecer los vínculos entre los padres e hijos.

En la tercera, se dará información sobre el establecimiento de normas y límites (necesidades de las normas, cómo establecer normas, el control de la ira y las explosiones de rabia, etc.,), ya que esto supone un factor de protección por el uso de métodos de disciplina positiva. Con esta información se podrá aprender a establecer normas, comunicarlas a los hijos, etc., aprender a reformar el cumplimiento de las mismas y sancionar su incumplimiento, aprender a expresar el enfado de manera positiva, etc.

En la cuarta sesión, se hablará sobre la importancia que tiene la posición de la familia sobre las drogas, puesto que, la percepción de desaprobación familiar respecto al consumo de drogas constituye un factor de protección, como lo es también que los padres actúen como modelos adecuados de las actitudes y comportamientos de sus hijos.

En la sesión general, se podrán abordar temas como los tipos de prácticas educativas de los padres, reflexionar sobre los motivos por los que los jóvenes consumen drogas, qué hacer y cómo actuar si se sospecha que nuestro hijo consume drogas, dónde están y cómo contactar con los centros de tratamiento ambulatorio de drogodependencias, y plantear cuántas dudas les surjan a los y las participantes.

Además de esta Escuela de Padres y Madres, el programa de prevención comunitaria englobará otro tipo de actuaciones de información, formación y educación en el ocio dirigidas a niños/as, jóvenes y sus familias, como son El encuentro de Ocio, ya celebrado y la Carrera popular “San Silvestre”, el 30 de Diciembre, con el lema este año: “No a las drogas”. A través de estas actividades se trabajará de forma directa o indirecta la prevención en el uso y abuso de alcohol y otras sustancias y hábitos tóxicos.

El principal objetivo de este programa es favorecer y potenciar a los/las niños/as y jóvenes puertorrealeños/as en su decisión de ser responsables de su consumo y a sus familias como agente directo de la prevención.

Es un programa cofinanciado por el Ayuntamiento de Puerto Real y la Consejería de Igualdad y políticas sociales.

Anuncios

Acerca de Entre Madrid y Cadiz

Me crie en una familia numerosa, soy la mayor de 9 hermanos; mi infancia ha sido muy significativa para mí por varias razones, fue una infancia feliz, rodeada de una familia extensa, con muchos primos, masculinos porque los más próximos por edad a mí, tanto de hermanos como primos son varones, chicas, las primas del Puerto, con mi primera hermana me llevo 5 años, de chica siempre deseaba que crecieran pronto para que jugaran conmigo al elástico y a la comba; para mí “las niñas” . Me crié en Madrid y siempre de niña tenía el trasiego entre Madrid y el Puerto, Como éramos familia numerosa, de 1ª grado, el tren entre las dos ciudades era barato, por lo que desde los 13 años he viajado sola mucho en “El rápido y el exprés”. Sobre esto tengo muchas historias de trenes que contar. Desde siempre “El sur” me ha llamado intensamente, pero también tengo que reconocer que no sería la misma si no hubiera vivido en la gran ciudad, que te aporta cantidad de experiencias, que yo contrastaba con las de el extremo sur de la península; veía sobre todo una gran diferencia, empezando por el carácter de mi padre que se había criado en el puerto, de madre portuguesa, la forma de entender la vida, pausada, de disfrute, sencilla y austera. la figura de mi padre me influyo poderosamente, me quedo con sus valores: La justicia, la honestidad, reírse de los puritanos, su valentía y sentido común, el recibió una educación clasista y timorata que se sentía más en el sur ,pues Madrid ofrecía una variedad de estilos y formas mucho menos encorsetadas. Según fui siendo consciente me hacía sentir triste la anomia de las grandes urbes, un sentimiento de soledad que acompaña a la muchedumbre en la gran ciudad, yo veía mucho más humano y amable la forma de vida en el sur y desde muy joven decidí vivir aquí, en el sur, criar a mis hijos en esta tierra; recuerdo claramente que no quería tener hijos en Madrid. Soy de la época de “La ciudad me mata” y ese era el sentimiento, controvertido porque la movida madrileña de los 80 me pillo en Madrid y eso fue impresionante, vivirlo fue como un fulgor en medio del gris predominante. Podría contar mucho y amenazo con hacerlo algún día pues esta época tiene mucha sustancia, fue un cambio radical desde una educación de elite franquista en un colegio de monjas>las Irlandesas de BVM> donde tuve de compañera a la esposa de nº ministro de justicia; el día del atentado de ETA a Carrero Blanco yo estaba en clase a menos de un kilometro del colegio de los Jesuitas a donde iban mis hermanos menores y donde cayó el coche que había volado por los aires, las monjas nos asustaron con aires de guerras pues mi compañera María del mar era hija de Utrera Molina que acompañaba a Carrero Blanco a misa. Recuerdo vivamente volver a casa antes de acabar el horario de clase, llorando, llevando a mis hermanas y primas de vuelta a casa, era la mayor.Nosotras solo sabíamos lo que nos contaban y el mundo estaba cambiando rápidamente.
Esta entrada fue publicada en Equo, Politica institucional, Salud, Salud Mental, vida cotidiana y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s